Nuestras Noticias

Confort Térmico: 3 formas de combatir el frío desde la arquitectura

confort térmico

Las ciudades de la sierra peruana poseen un clima particular. Durante las mañanas, el calor y el sol es intenso, pero durante las noches la temperatura baja dramáticamente. En los meses de invierno, la temperatura puede llegar a descender hasta 5°C, y cada año pareciera hacer más frío. Esto, naturalmente, supone un desafío para la arquitectura.

Pasamos gran parte de nuestro tiempo dentro de alguna edificación y estas se han convertido en nuestra tercera piel. Por ello, el confort térmico es una variable importante para el bienestar de las personas. Estudios demuestran que habitar en espacios por debajo de 18° C pueden tener consecuencias negativas en la salud y también en la productividad.

¿Como aprovechar el clima para garantizar confort térmico?

Confort Térmico

Tomemos como ejemplo proyectos para Arequipa. La región posee un Clima Árido y bajas precipitaciones. Esto produce variaciones considerables de temperatura durante el día y la noche. La temperatura es relativamente constante durante el año, con una temperatura máxima de 24 °C y mínima de 4.5 °C. En promedio marca 14 °C

Si bien las temperaturas bajan considerablemente, un adecuado diseño arquitectónico puede proporcionar un confort óptimo. A continuación explico tres maneras para combatir mejor el frío desde la arquitectura:

 

1. Orientación

Para el caso de Arequipa lo lógico es aprovechar el calor del día y la radiación solar para nuestro beneficio durante la noche. Esto se logra a través de lo que se conoce como diseño pasivo. Esta es la manera cómo el edificio de manera natural logra tener un confort térmico tomando en cuenta el clima. Una correcta orientación del edificio hacia el norte nos permite maximizar las ganancias solares y “calienta” el edificio, incluyendo en la noche.

2. Técnicas constructivas

Existen varias técnicas especializadas de construcción y acondicionamiento como la ASHRAE 55, CISBE, etc. Su objetivo es retener el calor que se reciba durante el día y no se pierda durante la noche. Esto se logra a través de un diseño adecuado de la capa envolvente. Realizando una analogía, la capa envolvente es una suerte casaca que le ponemos al edificio para que no pierda calor.

3. Calefacción

En caso el edificio ya esté construido, recomendamos implementar sistemas de calefacción. Sin embargo, debe de considerarse como de última instancia. La calefacción implica un consumo energético fuerte, que termina teniendo un impacto en el medio ambiente. Además, el aire se “seca más” lo que resulta en algo no muy cómodo. Sin entrar en detalles de física y química: la Humedad Absoluta se mantiene, y la Humedad Relativa se reduce. Eso puede no ser muy agradable en el largo plazo.

Una recomendación que podemos dar en los sistemas de calefacción es implementar sistemas radiantes, como un piso caliente. Estos son más confortables y energéticamente más eficientes que las típicas estufas.

Conclusión

El Perú es un país particularmente vulnerable a variaciones en temperatura producto del cambio climático. Sin embargo, innovaciones desde la arquitectura pueden anteponerse a estos nuevos escenarios, y generar el deseado confort térmico.

confort térmico

Autor:

Mg. Arq. Esteban Zupan

Esteban trabaja implementando y asesorando iniciativas de confort térmico en distintas inmobiliarias del país.

Información de contacto:

Correo: zupan.esteban@gmail.com

Cel: 943110380

Comentarios